Las energías renovables son inagotables, respetuosas con el medio ambiente y también muy interesantes a nivel económico. Gracias a estos factores se está produciendo, desde hace algunos años, un cambio de actitud hacia las mismas entre los propietarios, proyectistas técnicos y arquitectos

Energía solar térmica

La energía solar térmica  consiste en el aprovechamiento de la energía del Sol para producir calor  para la producción de agua caliente, ya sea agua caliente sanitaria, calefacción, o para procesos industriales.

El 29 de septiembre de 2006 entró en vigor en España el Código Técnico de la Edificación, que establece la obligatoriedad de implantar sistemas de agua caliente sanitaria (ACS) con energía solar en todas las nuevas edificaciones, con el objetivo de cumplir con el protocolo de Kioto, aunque puede ser sustituido por otros sistemas de energías renovables.

La energía solar térmica puede llegar a cubrir el 100% de las necesidades de ACS en una vivienda, y puede utilizarse para dar apoyo al sistema convencional de calefacción (caldera), apoyo que consiste entre el 10% y el 20% de la demanda energética de la calefacción.

Los períodos de amortización para una instalación solar térmica para ACS pueden rondar las 7-8 años, mientras que para calefacción se incrementan un poco más, sobre todo en zonas más frías. Estos períodos pueden reducirse en caso de que podamos contar con algún tipo de subvención para la instalación.

Ventajas y desventajas de la energía solar térmica

La energía solar térmica trata de hacer uso de la energía del Sol para producir calor para la producción de agua caliente y ayuda a la calefacción como por ejemplo. Este tipo de energía es capaz de cubrir el 100% de las necesidades de ACS de un hogar.

Se calcula que en 7-8 años se puede llegar a amortizar la instalación, aunque puede aumentar en zonas frías. Sin embargo, estos periodos pueden variar si se obtienen subvenciones para la instalación. A continuación, se muestras las ventajas y desventajas que tiene la energía solar térmica en los hogares:

Las ventajas

Estas son las ventajas económicas, medioambientales y de confortabilidad que ofrece instalar un sistema de energía solar térmico en el hogar:

  • Permite reducir el consumo energético un 50% o más
  • Se reduce la dependencia que hay de las constantes subidas del gas y la electricidad
  • Es una energía autónoma y descentralizada que proviene de una fuente gratuita e inagotable
  • Ayuda a reducir la emisión de gases que producen el efecto invernadero
  • Los sistemas que se utilizan para captar la energía solar no necesitan un gran mantenimiento, suele servir con una revisión anual
  • Aporta un valor adicional a la vivienda
  • La instalación solares no crean ningún tipo de residuos, el 95% de un solo panel puede ser reciclado
  • No necesita de espacios adicionales para su instalación, se puede colocar en tejado y edificios

Las desventajas

Estas son las desventajas económicas y de uso que tiene la energía solar térmica en los hogares

  • En los meses que más se requiere de la energía es la época del año que menos sol hay
  • Las batería de acumulación de energía existentes hasta ahora no tienen gran capacidad y por lo tanto no garantizar cubrir de energía suficiente las necesidades
  • El uso que puede llegar a tener esta energía es reducido, no puede general electricidad por ejemplo
  • Visualmente no son atractivos
  • No todos los hogares pueden lograr general la misma cantidad de energía, depende de la ubicación y la orientación del hogar
  • Todavía es necesario contar con otra fuente de energía suplementaria o almacenamiento para los largos tramos sin sol
  • Los costos  de construcción e instalación pueden ser altos
  • No en todas partes se dispone de personal ni empresas que se dediquen a la instalación y fabricación de este tipo de placas