Las energías renovables son inagotables, respetuosas con el medio ambiente y también muy interesantes a nivel económico. Gracias a estos factores se está produciendo, desde hace algunos años, un cambio de actitud hacia las mismas entre los propietarios, proyectistas técnicos y arquitectos.

Solar Fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica  produce electricidad  directamente a partir de la radiación solar mediante célulaS fotovoltaicaS, que forman un panel solar fotovoltiaco. Este tipo de energía se usa para alimentar innumerables aplicaciones y aparatos autónomos, para abastecer refugios o viviendas aisladas de la red eléctrica y para producir electricidad a gran escala a través de redes de distribución y su posterior venta. España es uno de los países de Europa con mayor irradiación anual. Esto hace que la energía solar sea en este país más rentable que en otros. Regiones como el norte de España, reciben más irradiación anual que la media en Alemania, país que mantiene desde hace años el liderazgo en la promoción de la energía solar fotovoltaica. Desde principios de la década de 2000, se aprobaron leyes que establecieron las condiciones técnicas y administrativas, y que supusieron el inicio de un lento despegue de la fotovoltaica en España. En 2004, el gobierno español eliminó las barreras económicas para la conexión de las energías renovables a la red eléctrica. El Real Decreto 436/2004 igualó las condiciones para su producción a gran escala, y garantizó su venta mediante primas a la generación.

Gracias a esta regulación, y el posterior RD 661/2007, España fue en el año 2008 uno de los países con más potencia fotovoltaica instalada del mundo, con 2708 MW instalados en un sólo año. Sin embargo, posteriores modificaciones en la legislación del sector  ralentizaron la construcción de nuevas plantas fotovoltaicas, de tal forma que en 2009 se instalaron tan sólo 19 MW, en 2010, 420 MW, y en 2011 se instalaron 354 MW, correspondiendo al 2% del total de la Unión Europea. A principios de 2012, el Gobierno español aprobó un Real Decreto Ley por el que se paralizó la instalación de nuevas centrales fotovoltaicas y demás energías renovables. A finales de 2014 la potencia fotovoltaica instalada en España ascendía a 4672 MW.

5 PASOS PARA LEGALIZAR UNA INSTALACION DE AUTOCONSUMO.

1. Pedir el punto de conexión a la compañía distribuidora. Esto suele costar nada o muy poco, pero si vas a instalar o ya dispone de un sistema de inyección cero, la compañía no debe cobrarte nada.
2. Ejecutar (o adecuar si ya la tenías hecha) la instalación a la nueva normativa: instalar un nuevo contador y añadir aquellas protecciones y elementos que indique el RD1699/2011 o que solicite la distribuidora.
3. Obtener el nuevo certificado de la instalación
4. Firmar un contrato con la distribuidora
5. Registrar la instalación en el registro de autoconsumo en Industria.

Puede descargarse:
Cuadro modalidades de autoconsumo
Resumen Real Decreto