Las energías renovables son inagotables, respetuosas con el medio ambiente y también muy interesantes a nivel económico. Gracias a estos factores se está produciendo, desde hace algunos años, un cambio de actitud hacia las mismas entre los propietarios, proyectistas técnicos y arquitectos.

Biomasa

La biomasa es un tipo de energía renovable obtenida a partir de material orgánico.

Existen muchos tipos de biomasa:
- Pellets
- Astilla
- Hueso de oliva
- Cáscara de almendra

Más info

VENTAJAS DE UNA CALDERA DE BIOMASA:

- Podemos sustituir cualquier otra caldera por una de biomasa, es decir, se puede aprovechar la instalación que ya tengamos y el funcionamiento es muy similar. La única diferencia sustancial es que la caldera de biomasa quema material sólido.
- La inversión inicial variará en función del tipo de caldera, su capacidad y el rendimiento. Sin embargo, debemos tener en cuenta que recuperaremos la inversión en muy poco tiempo.
- El precio de la biomasa no sube de igual modo que el gas o el gasoil. Lo que supone un ahorro del 50%.
- Existen subvenciones para la instalación de este tipo de calderas.
- Las calderas de biomasa funcionan con combustible limpio y ecológico. Esto permite el reciclaje de materia restante de trabajos forestales y agrícolas.
- Es una energía renovable, lo que significa que no se agota mientras su uso sea sostenible.
- La emisión de CO2 resultante de la quema de combustible es la misma que la que absorbió la planta durante su proceso de crecimiento. De forma que la emisión final se aproximaría a cero.
- Tiene precios competitivos y más estables que los de cualquier combustible fósil.
- Disminución del peligro de escape de gases tóxicos.
- Utilización de terrenos rurales para cultivos energéticos.
- Independencia del precio de combustibles externos.
- Uso de productos nacionales, contribuyendo a la economía del país.
- Mejora socioeconómica de áreas rurales. - Ocupan mayor volumen que los combustibles fósiles, lo que implica mayores sistemas de almacenamiento.

Más info sobre calderas
CALDERAS DE LEÑA: VENTAJAS Y RENDIMIENTO

Las calderas de leña están pensadas para los que quieran calentar su casa con combustible no tratado, directamente recogido de la naturaleza. Esta puede considerarse su principal ventaja, ya que la leña es un recurso muy abundante en nuestro país. Si vives en una zona rural, puedes ahorrar costes recogiendo personalmente el combustible, mientras contribuye a la sostenibilidad y reduce las emisiones de CO2.
Estas calderas funcionan a través de un sistema de gasificación de alta eficiencia que permite una combustión casi perfecta, generando una cantidad mínima de residuos contaminantes. El rendimiento de una caldera de leña se encuentra entre el 85% y el 90%, lo que supone un ahorro importante con respecto a otro tipo de calderas. Esta eficiencia se consigue controlando cuidadosamente el aire que interviene en la combustión.
Otra de las principales ventajas es su autonomía. En este tipo de calderas, si llenamos el depósito de combustible, la caldera puede funcionar sin necesidad de recargarla de 8 a 12 horas, sin duda una gran ventaja que nos asegura la comodidad que buscamos para nuestro hogar.

Esquema calderas de Leña
CALDERAS DE PELLETS: VENTAJAS Y RENDIMIENTO

Una de las principales ventajas de las calderas de pellets es que su mantenimiento es mínimo. La limpieza de este tipo de aparatos es muy periódica, al igual que una caldera de gasóleo. Su mantenimiento es casi nulo, así que ahorrarás mucho en servicio técnico.
Los pellets son un combustible muy eficiente que se produce mediante el prensado de madera residual.Es un combustible muy barato que se puede vender en sacos de 15 kgs aproximadamente o por toneladas.
Gracias al precio competitivo de los pellets y la eficiencia de las calderas, ahorrar con biomasa es una realidad. A pesar de que el pellet tiene menos poder calorífico que el gasoil, su precios en el mercado distan tanto que el ahorro que se consigue es más que notable. Así, además de contribuir al mantenimiento del medioambiente, podemos ahorrar energía y evitar las emisiones nocivas a la atmósfera. Con estos datos, podemos ahorrar al mes más de un 50% con la instalación de una caldera de pellets, y recuperar nuestra inversión en pocos años.

Calderas de Pellets 1
Calderas de Pellets 2
Esquema calderas de Pellets
CALDERAS policombustibles: VENTAJAS Y RENDIMIENTO

Estas calderas están pensadas para grandes instalaciones, debido al alto coste de los componentes. Una de las principales ventajas de las calderas policombustibles es que consumen todo tipo de combustible: Pellets, astilla, cáscara de almendra,..... siendo posible obtener mayor ahorros.
Podemos conseguir ahorros superiores al 70% con una instalación de caldera policombustible, lo que implica recuperar la inversión en muy poco tiempo, pese a la inversión inicial.